Educación pública

  

Hoy nuestro viaje nos ha regalado la oportunidad de poder visitar una escuela pública. Era algo que tenía en mi lista de cosas que hacer, pero que creía que iba a ser imposible, pero el karma, el destino o la suerte ha hecho que pudiéramos entrar en una clase de una escuela en Bikaner. Les hemos contado cosas sobre Zaragoza, sobre el Estado Español y sobre Europa, ellos nos han contado cosas de la India, de su ciudad y nos han cantado una canción en Indi, que habla de la superación de una niña que tiene que subir una montaña para poder llegar a un templo sagrado hindú. No podemos olvidar cual es la situación social de la mujer en este país, por lo que es más que positivo que desde pequeños intenten luchar contra esta y otras discriminaciones. A fin de cuentas los niños, son niños y por lo tanto esponjas dispuestas a absorber lo que les enseñemos. 

La educación es la base de cualquier sociedad, es allí donde se sientan las bases para el presente y el futuro de la sociedad. Sienta las bases de la Cultura y la transmite de generación en generación. Sin olvidar la influencia del entorno, el grupo de iguales, la televisión y la familia. Aquí además, haciendo una comparación errónea, influye más la religión que en nuestro país, dónde aunque lo neguemos sigue estando presente en nuestro sistema de valores.

En la India existe un sistema de educación público para toda la población, igual que en España. La diferencia que aquí el Estado no controla que todos los chavales asistan a la escuela, por lo que las personas más pobres, aquellas que más lo necesitarían, no asisten. Se queda relegado aun sistema solo para la clase media baja. 

Una de las cosas mas inquietantes es la cantidad de escuelas y universidades privadas que se ven por la carretera, todas ellas se venden con los alumnos que tras estudiar allí, han llegado lejos en la vida social o empresarial. La mayoría de ellos ya no viven en el país. A fin de cuentas venden la esperanza de cambio y la movilidad social para los hijos, y que padre no esta dispuesto a darlo todo por el futuro de sus hijos. Una matrícula en el colegio privado más barato serán unas 1200 rupias al mes, que para un país donde el salario mínimo está estipulado en 48 rupias y que la única ayuda social que da el gobierno en dinero es una paga vitalicia para todos los ciudad años mayores de 60 años de 50 rupias al mes (la esperanza de vida es de 68 años). 

Al final como en el resto del mundo que conocemos, la educación es un negocio que intenta ser rentable y que la no asistencia a una escuela pública posibilita que la sociedad no cambie y no avance, así quien nace pobre, esta perseguido a serlo y quien nace rico, lo seguirá siendo generación tras generación. Lo sorprendente es que la tasa de alfabetización este en el 76%, algo  que si es real es mas que positivo. No olvidemos que solo en la capital, Delhí viven 16.000.000 de personas.

Como dijo Mahtama Gandhí: “En cuanto alguien comprende que obedecer leyes injustas es contrario a su dignidad de hombre, ninguna tiranía puede dominarle”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s